En instalaciones de cableado industrial los conectores macho de altas prestaciones son fundamentales.

 

Las normativas que afectan a estas instalaciones definen arquitecturas que se adaptan a sus condiciones particulares, con topologías de red en árbol que priman la seguridad de los elementos de conexión y la inmunidad frente a la velocidad de transmisión.